299

Biombos de jardín

Biombos en el jardín

Ya hemos hablado de los usos comunes de los biombos de jardin y de su versatilidad en la decoración del hogar, pero ha llegado el momento de tratar el tema de los biombos en el jardín. Sí, su variabilidad es tal que puede trasladarse a los patios, jardines y terrazas. Veamos cómo.

Existen una gran variedad de biombos creados con materiales para jardín que tienen resistencia a los elementos naturales y que combinan con la decoración de plantas y flores propias de estos espacios. Los hay de fibras naturales o estacas de bambú o de lona extensibles que pueden ser recogidos después de usar y también existen los de listones de madera para colocar entre ellos macetas de plantas o flores o de bases en las cuales se siembran plantas que son las que harán de biombo.

 

 

Todo depende de la imaginación y el espacio que quieras crear. Lo cierto es que un biombo puede separar un área de lectura del espacio para tomar una bebdida o preparar una comida o de la barbacoa. También puede diferenciar el espacio para que los niños jueguen del lugar para el esparcimiento de los adultos.

Sea cuál sea el uso que desees darle al biombo en tu jardín, terraza o patio sin duda crearás un punto focal en el cual se posarán todas las miradas y embellecerá tu espacio como te lo mereces.

 

Crea un espacio ideal en tu jardín con un biombo

Cada día, las casas y apartamentos son más pequeños y, por tal motivo, hay que aprovechar al máximo los espacios para su uso. Los jardines, patios y terrazas se han ido empequeñeciendo con el paso de los años, pero no por esto no podemos sacar provecho a estos metros cuadrados.

Un biombo  es un elemento de uso muy común hoy en día y se ha ido ganando un lugar respetable en la decoración al punto de ser usado en jardines, patios y terrazas para crear ambientes idílicos para reposar, leer un buen libro, tomar un poco de sol o compartir con familiares y amigos.

 

 

Los biombos nacieron en China hacia el año 206 antes de Cristo y fueron creados originalmente para desviar y proteger las casas de los embates del viento.

Con los años, fueron llevados a Japón, donde sus artesanos les dieron usos diversos y los llevaron fuera de Asia para irse convirtiendo en el elemento más utilitario y decorativo del que podemos echar mano a la hora de decorar.

 

Cómo y dónde colocar un biombo de Jardin

Los variados diseños, modelos, colores y la enorme cantidad de materiales y estilos usados para elaborar biombos de jardin, hacen de ellos elementos muy versátiles a la hora de decorar una estancia. Entre los usos más comunes que se les dan está el de separar ambientes.

Por ejemplo, una sala de estar de un comedor o éste de una cocina. Así, una habitación grande puede ser usada para dos propósitos diversos. Los biombos de jardin también se usan para crear un espacio íntimo tras el cual cambiarnos de ropa. Este es un recurso de suma utilidad si compartimos la habitación con alguien o si vivimos en un apartamento tipo loft.

 

 

Un biombo también puede usarse para disimular u ocultar un espacio de trabajo o como puertas de un closets o armario. Y no de los usos más originales es como cabecero de cama, lo cual imprime personalidad y singularidad a la habitación.