440

Puertas correderas sin obras: hazlo tú mismo

En algunas decoraciones las puertas correderas dan un toque de clase y sobriedad, además están a la moda, ahorran espacio y permiten separar un ambiente de otro, pero al abrirla ambos quedan integrados en un espacio más amplio.

Ahora, gracias a la tecnología, puedes tener una puerta corredera sin obra en tu hogar sin gastar un exagerado presupuesto.

¿Qué son las puertas correderas sin obra?

Como su nombre lo indica son puertas correderas que no ameritan obras, albañiles, ni trabajos engorrosos para colocarlas. Hasta tú mismo, siguiendo las instrucciones, puedes instalarlas.

Las hay corredizas, pero también plegables y con estilos que van desde las más modernas y sobrias, hasta las más rústicas o vintage, por lo que se adaptará al diseño de tu hogar.

Consejos para comprar una puerta corredera sin obra

Si ya has decidido que vas a instalar una puerta corredera sin obra, debes considerar algunos puntos antes de comprarla para que te ahorres molestias y todo salga a pedir de boca.

El primer punto que debes tomar en cuenta es el tipo y estilo  de la puerta corredera. No es lo mismo colocar una puerta corredera para acceder al baño que para separar el salón del comedor o para dividir el salón o el comedor de la cocina.

Además debes considerar si la quieres totalmente sólida y que no deje pasar la luz como las de madera o si deseas que sean traslucidas y permitan que la iluminación la traspase. Lo bueno en este sentido, es que hay  muchos modelos y estilos y desde las más baratas a las más caras y muchas con excelente calidad a pesar de su bajo precio.

Otro aspecto muy importante es el tamaño de la puerta. Par esto debes medir el lugar dónde la quieres poner y ver entre las que te ofrece el mercado cuál se adapta mejor a esas dimensiones.

El carril o rieles es también algo para tomar en cuenta. Debes procurar que sea uno de fácil deslizamiento para que la puerta abra o cierre sin problemas. Y si este se instala fácilmente, mucho mejor.

Hoy en día, las puertas son parte del diseño integral de toda la casa, por eso es conveniente que consideres los materiales con los cuales está elaborada la puerta. Como ya dijimos hay muchos tipos de puertas, de muchos modelos y diversos materiales. Elije la que mejor se adapte a tu decoración.

 

Cómo instalar una puerta corredera

Ahora que tienes tu puerta corredera, sigue estos consejos para instalarla.

1.- Busca la pared más adecuada para colocar las guías o rieles. Debes leer bien las especificaciones de la puerta antes de comprarla y que se pueda colocar en tu pared.

2.- Te cuidado al desempacar la puerta corredera, pues hoy en día, existen muchos materiales ligeros que si no manejamos con cuidado podemos combar o romper al abrir el paquete. Puede parecer una obviedad, pero ha sucedido muchas veces.

3.- Verifica que tengas todo lo necesario para instalar tu puerta corredera tales como taladro y tornillos. Muchas puertas correderas traen lo necesario para su  instalación, pero comprueba esto antes.

4.- Sigue las instrucciones al pie de la letra para que todo salga bien y no haya contratiempos.